Portada Almanaque de los Pirineos edición 2014

Portada Almanaque de los Pirineos edición 2014

Pirineum editorial saca a la venta una nueva publicación, El Almanaque de los Pirineos 2014 (1910-1925), un original formato a medio camino entre un almanaque y un periódico de época en el que por un lado se recoge el santoral, la agenda, las fases de la luna o las efemérides del año 2014, y por otro resume las noticias de ámbito pirenaico y aragonés más significativas del periodo comprendido entre 1910 y 1925.

El libro-revista de 176 páginas sale a la venta con un precio de 16’50 euros y estará disponible en kioscos y librerías de la provincia de Huesca a partir del próximo 10 de diciembre, aunque en la franja pirenaica se venderá desde el día 5. El Almanaque de los Pirineos se podrá adquirir también en la Feria del Libro Aragonés de Monzón que tendrá lugar el próximo fin de semana en la capital del Cinca medio. Asimismo, se podrá adquirir desde la web www.almanaquedelospirineos.com.

El Almanaque de los Pirineos ha sido elaborado por los periodistas Sergio Sánchez Lanaspa y Ainhoa Camino Jodra, y ha contado con el diseñador Víctor Gomollón como director de arte de la publicación. La portada es obra del también diseñador Saúl Moreno. La editorial jacetana ha contado con la colaboración de entidades públicas y privadas, que a través de publicidad, han contribuido a sufragar la edición.

El Almanaque de los Pirineos nace sobre todo con la vocación de periódico de época, de recreación ideal de las noticias de un periodo determinado de nuestra historia; en esta primera edición, el comprendido entre 1910 y 1925. No se trata de un facsímil, ni de una recopilación de hemeroteca; es una manera de reescribir nuestros periódicos a la manera de cómo nos hubiera gustado se realizaran, con la información que hoy manejamos y con la visión que la ciudadanía tiene hoy del concepto de noticia o información.

 

Montañesas al14En el Alto Aragón de comienzos del siglo XX no se tenían noticias del éxito de Marcelino Orbés en Broadway, ni del primer ciclista español que tomó parte en el Tour de Francia: José Javierre, por poner dos ejemplos. Tampoco se consideró noticia de alcance la presencia de Joaquín Sorolla en Ansó y Jaca, la representación del ballet La Maladette en Paris o el incipiente y primer desarrollo del ski. Tampoco se le dio la cobertura necesaria si es que tuvo alguna, a la desaparición de Julio Soler Santaló o de Henry Russel, ni a las hazañas de los Hermanos Cadier y su papel con la inmigración aragonesa en el Bearn. Algo similar a lo que sucedió con los periplos del profesor Saroïhandy por el Alto Aragón. Quizá por todo eso, este almanaque quiere ser también un trabajo de recuperación y puesta en valor.

Montañesas al14El lector encontrará el almanaque estructurado como tal, por meses, y en su interior un noticiario de época escrito en pasado inmediato –las noticias y reportajes- como si se hubiera redactado en aquel tiempo, y en presente histórico el resto de secciones. Cada mes se inicia con la noticia más destacada o de apertura y continúa con una noticia de contexto internacional que nos ayuda a situarnos en el periodo. El resto de secciones: Cultura, Sociedad, Gastronomía, Etnografía, Leyendas… etc. pueden tener aspecto de noticia o de recensión o artículo de fondo. Cada mes se cierra con un colofón de imágenes: fotografías, ilustraciones, carteles, anuncios publicitarios, postales, portadas… etc.

Para la sección de humor gráfico el Almanaque de los Pirineos ha elegido el trabajo realizado en la época por el gran artista oscense Ramón Acín. Sus tiras, muchas de ellas aparecidas en el Diario de Huesca, entran en el libro como una sección más gracias al material facilitado por el Museo Provincial de Huesca y a las fotografías que en su día hizo Fernando Alvira.
Agosto al14El Almanaque ha contado con la colaboración de la Diputación Provincial de Huesca, la Comarca de la Hoya de Huesca, la Comarca de La Jacetania, los ayuntamientos de Ansó, Hecho, Berdún, Villanúa, Castiello de Jaca, Sabiñánigo, Boltaña y Benasque; y las empresas Queso Flor de Aspe, Prado, Restaurante La Cadiera, Pastelería La Imperial y Foto Peñarroya.

Los distintos archivos y hemerotecas consultados han sido muchos. Citar los del semanario El Pirineo Aragonés, el Diario de Huesca, El Ribagorzano, el ABC, Heraldo de Aragón y otros. Mención especial merecen la Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca, el Instituto de Estudios Altoaragoneses, el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, el Centro Excursionista de Cataluña, la Biblioteca de Hecho o el ya citado Museo Provincial de Huesca, donde hemos encontrado materiales gráficos de gran valor, en algunos casos inéditos o muy desconocidos.

“No hemos pretendido hacer un libro de historia, ni recoger absolutamente todo. Algún lector encontrará ausencias u olvidos que podrán ser conscientes o no. Hemos querido hacer un trabajo periodístico, con lo positivo y lo negativo que eso conlleva. El periodista es aprendiz de todo y maestro de nada. Y el medio de comunicación se debe a sus anunciantes. Espero sepan disculpar los posibles errores y valorar el concepto de recuperación y divulgación pedagógica que se ha pretendido con el Almanaque, que nace con vocación de continuidad. Para cuando usted lea estas líneas nosotros ya estaremos trabajando en el Almanaque de los Pirineos 2015 (1925-1936), otro periodo apasionante de nuestra historia” (Sergio Sánchez-Pirineum editorial).

Comprar el libro

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies